Antes de ir a un campamento debemos tener en cuenta varias cuestiones importantes para nosotros como padres. Veamos en el artículo de hoy cómo organizarnos de la mejor manera para que no haya imprevistos.

Cuando se aproxima el periodo estival y por tanto, las vacaciones veraniegas, a las mamás y papás, por durísimo que parezca, les surgen una serie de preguntas y enfrentamientos internos con sentimientos contrapuestos con respecto a los/as hijos/as y el tiempo libre que tanto anhelan a lo largo de todo el curso y que por otra parte se merecen. Sus deseadas vacaciones se traduce en la cabeza de los adultos en despedirse del orden y la armonía adquirida a lo largo de todo el curso, y ahora todo se puede tornar en caos. Si además de esto trabajas (como es el caso de la mayor parte de los padres) el caos resuena en la cabeza con más fuerza… ¿Quién los cuidará como ?, ¿solos todo el día en casa? ¿pueden hacer todo cuanto deseen solo por el hecho de que son las vacaciones veraniegas? ¿deben tener horarios, para levantarse y acostarse por servirnos de un ejemplo? ¿es bueno tanto tiempo libre? ¿pueden disfrutar del verano sin transformar su rutina diaria en una utopía? ¿soy mala madre o padre por querer que las vacaciones se acorten?

Elección de un campamento de verano para jóvenes

Con todas estas cuestiones en la cabeza, los progenitores procuran opciones a fin de que los pequeños se lo pasen bien mientras que ellos siguen trabajando. Algunos quedan al cuidado de los abuelos o bien otras personas, pero hay una alternativa muy aguardada por los hijos e hijas y creo que poco a poco más compartida por los padres y madres: los campamentos de verano, la solución más extendida hoy en día.

Claro que es entonces cuando nos brotan otra vez un mar de dudas, ¿cuál es el mejor campamento? ¿cerca de casa o lejos? ¿ fuera de España? ¿mejor que vayan los hermanos juntos o bien en diferentes turnos?

Escoger un buen campamento marca la diferencia. Puede transformarse en una experiencia de lo más enriquecedora para los pequeños si cumple con determinados requisitos, por lo que debemos tener en cuenta varios aspectos antes de ir a un campamento.

Es frecuente que los padres se coman la cabeza a la hora de tomar la mejor resolución. Los campamentos de verano, generalmente todos ofrecen una enorme diversión, y además de esto la posibilidad de aprender deportes o idiomas aparte de la convivencia y el cumplimiento de unas reglas. ¿Y la idea de mandarlos al extranjero? ya de mandarlos a un campamento hacerlo en grande, conocerán gente de otros países con los que poder tener contacto por e-mail, estarán lejos de casa y deberán encararlo como un reto persona, pero entonces si le mando diez o quince días de campamento no se harán políglotas con lo que parece demasiado recorrido, transbordos, aeropuertos para enviar a los pequeños solos tan lejos…

En España existen buenos campamentos, con clases de inglés y profesores nativos, donde poder sin tanto revuelo, consolidar al menos los conocimientos adquiridos a lo largo del curso, y conocer nuevos amigos y amigas, tener reglas de convivencia y unos horarios que cumplir al tiempo que pasan un gran verano, realizando actividades imposibles de efectuar a lo largo del curso y compartiendo el tiempo con compañeros de su edad y del resto de España.

Consejos antes de ir a un campamento de verano para niños

En este artículo te contamos todo cuanto has de saber antes de ir a un campamento:

Que tu hijo desee ir

Parece una cosa obvia, pero por mucho que le repitas que va al mejor campamento de verano del planeta, el pequeño debe tener ganas de ir. No hay que forzarlo y naturalmente, respetar sus resoluciones. Enséñale los folletos, procura que se apunte algún amigo o amiga con él o ella y llévalo a visitar el sitio. Si todavía de esta manera no consigues persuadirlo, deberás buscar otra alternativa.

Campamentos para todos los gustos

Otra cosa a decidir antes de ir a un campamento es el tipo que escogeremos. Hay campamentos en los que los pequeños duermen fuera de casa unos días y otros son a lo largo del día. Si vives en la ciudad, lo que más abundan son los campamentos urbanos, en los que los pequeños pasan el día haciendo actividades y talleres y después duermen en casa. Son idóneos para niños/as más pequeños/as, o para ratos en que los progenitores precisen la conciliaci, y cuidar turnar las familias enener os campamentos de verano y tienes varios hijosón laboral y familiar.

Por otra parte, hay campamentos organizados por asociaciones, municipios, clubes, y sitios de ocio y una modalidad muy en apogeo recientemente, los campamentos en las urbanizaciones. Hay empresas que se dedican a programar actividades para los pequeños sin que deban salir de casa.

Escoger el campamento más conveniente

Hay una oferta enorme de campamentos de verano con todo tipo de actividades para los peques. La clave no es otra que escoger el que sea acorde a los intereses de tu hijo/a y le motive.

La idea, primordialmente es que se lo pasen bien. Si además de esto aporta conocimiento sobre algún idioma, deporte o bien cualquier otra materia, bienvenido sea. Es una experiencia idónea para promover su autonomía, su sentido de la responsabilidad, sociabilizar y compartir. Además de esto, es una ocasión ideal para acercar a tu hijo/a a sus intereses o bien despertar nuevas aficiones. Es posible que se sienta motivado por cosas que hasta el momento ignoraba.

Si buscas desde nuestra web MisCampamentos.com podrás comprobar que hay campamentos centrados en todo tipo de actividades, desde música, cocina, teatro, hasta deportes, naturaleza, manualidades y también idiomas. La oferta es amplísima y desde nuestro buscador te podemos asistir en lo que necesites.

Cuestiones legales

Hay ciertas cuestiones esenciales a tomar en consideración por la seguridad de tu hijo/a. Todo campamento debe tener una licencia, un permiso para marchar acorde a la ley. Solicita información sobre el seguro contratado (deben tener un seguro por si ocurriera cualquier inconveniente), cobertura sanitaria, y naturalmente, asegúrate que el lugar esté habilitado para los servicios que oferta.

Verifica las instalaciones, que sean limpias y agradables, así como que lo que publicitan se corresponda con el servicio que ofrecen. Los monitores han de ser titulados y si hay transporte escolar también debe tener seguro, cinturones de seguridad y un acompañante.

Si hay piscina asegúrate que cumple con las normativas de seguridad precisas como vallas, socorrista, etc..

Otras cuestiones a tener en consideración

Consulta los rangos de edad que participan en las diferentes actividades para cerciorarte de que tu hijo/a se lo pase bien. Cuanto más acorde a su edad sean las actividades y mejor organizadas estén, mejor para ellos/as.

Solicita información sobre la compañía responsable, el coste completo de la actividad (con impuestos y servicios auxiliares) para no llevarte sorpresas desagradables y solicita recibo de todo cuanto pagues.

Finalmente, pregunta sobre el tipo de ropa que deben llevar, el menú y el material preciso para efectuar las actividades (bañador, visera, balón, raqueta, etc.).

Lo esenciales es buscar seguridad, aprendizaje y diversión por igual y también informarse bien antes de ir a un campamento sobre cual de toda la oferta actual os guste más. Fijarse bien en el sitio web del campamento, sobre todo en los vídeos en tanto que una imagen vale más que mil palabras y son muy significativos de lo que pasa en el campamento y como se lo pasan los participantes. Además de esto es esencial llamar a la oficina e inclusive si nos quedan dudas poder asistir a una visita de las instalaciones es otra estupenda opción…

¿Y tú? ¿Ya tienes campamento de verano?

Esperamos que estos consejos sobre lo que has de saber antes de mandarles a un campaniño y apuntar a tu hijo a uno, te haya ayudado a decidirte por el mejor para él o ella, ya que lo que deseamos es que se diviertan, aprendan y disfruten de una experiencia enriquecedora mientras que a nosotros los padres y madres no nos queda otra que trabajar.

Espero que la información ofrecida en este artículo las cuestiones importantes antes de ir a un campamento de verano te haya gustado.

Si te ha gustado ¡Haz clic en Me Gusta!

Deja una Respuesta

*