Campamentos artísticos es otro modelo exitoso para los jóvenes interesados en el arte. Hay pequeños que tienen un interés concreto en otras actividades que no son el deporte o bien los idiomas por ejemplo. Existen campamentos que se enfocan en desarrollar las destrezas creativas de nuestros pequeños, sosteniendo siempre una incesante relación con la naturaleza. ¿De qué manera se puede sentir tu hijo/a siendo un artista por unos días? ¿Le agradaría saber que hay que hacer para ser un buen dibujante de cómic? ¿Piensas que le puede emocionar aprender a sacar buenas fotografías?

Los programas de los campamentos artísticos alternan las actividades relacionadas con la creación artística (dibujo, fotografía, pintura, cómic, teatro, diseño gráfico, cine y muchos más) con otras más relacionadas con el ocio (piscina, juegos, deportes, talleres, gymkanas temáticas, proyecciones de películas, etcétera). Los dos entornos son combinados de manera perfecta a fin de que todo el campamento se transforme en una experiencia única y divertidísima, donde los participantes se van a sentir verdaderos artistas.

Estos campamentos se centran en diferentes actividades artísticas a fin de que pequeños y adolescentes aprovechen sus vacaciones veraniegas desarrollando su inventiva y aprendiendo sobre sus disciplinas artísticas preferidas.

Debemos como padres tomar en consideración, que a veces, los más jóvenes de la casa prefieren ser artistas en vez de atletas. Podemos aseverar que esta clase de campamentos artísticos les pueden ayudar a desarrollar su lado más sensible. A lo largo de estos días el pequeño aprende a danzar, interpretar, tocar un instrumento, cantar, interpretación o bien incluso técnicas circenses, todos ellos son ciertos objetivos de este tipo de campamentos que, primordialmente, pretenden explotar el lado más artístico de los pequeños.

Aprovechando esta motivación inicial, es esencial que cuando escojamos un campamento, aparte de tomar en consideración las peculiaridades, necesidades y también intereses de nuestros hijos, conozcamos las ventajas que aportan las actividades artísticas, de esta manera, la elección resultará considerablemente más fácil.

Ventajas de los campamentos artísticos

  • Dejan a los pequeños la posibilidad de efectuar sus creaciones artísticas, lo que facilita que gocen del arte no solo como espectadores.
  • Favorecen la motivación y también interés sobre las actividades artísticas y culturales.
  • Aprenden a expresarse y comunicar sentimientos y emociones a través del conocimiento de su cuerpo.
  • Hacen que descubran las posibilidades y restricciones de su cuerpo, su voz y también imagen, fortaleciendo sus capacidades.
  • Aprenden a relacionarse de una manera sana y eficaz, incrementando la confianza en sí mismos.
  • Desarrollan su inventiva y también imaginación.
  • Fortalecen su inteligencia musical, espacial y verbal, como la consecución de mayores habilidades orales, manuales y visuales.
  • Favorecen la autonomía, el manejo de la frustración y la toma de resoluciones.

Por lo general, la mayoría de la gente ha oído hablar de los campamentos de verano deportivos. No obstante, los campamentos artísticos no son tan conocidos pese a ser una genial opción para muchos pequeños y pequeñas con más inquietudes artísticas que deportivas.

La participación de nuestros hijos e hijas en actividades como plástica, tocar un instrumento o bien expresión teatral, aparte de complementar la enseñanza académica son una forma lúdica, para aprender a trabajar en equipo, desarrollar su inventiva e imaginación, así como a desarrollar el gusto por actividades artísticas y culturales como la música, el teatro o bien la lectura.

Beneficios de los campamentos artísticos:

La educación el arte y la cultura aporta valores esenciales en el desarrollo de nuestros hijos e hijas. Los campamentos artísticos les aporta habilidades y conocimientos que son precisos para su desarrollo. Cada vez existen más profesionales conforme en afirmar que el arte y la educación en cultura son una parte esencial de la educación de nuestros hijos e hijas.

El arte es nuestro combustible

Entre los múltiples beneficios de los campamentos artísticos podemos indicar los siguientes:

  • El arte les ofrece la ocasión de conocer mejor su cultura y también identidad. Es un medio que deja sacar el lado más sensible y expresar nuestras conmuevas, ideas y sentimientos.
  • Las actividades artísticas acrecientan la percepción del ambiente y, al tiempo, producen en el niño o la niña una flexibilidad de pensamiento para poder interpretar el mundo que le circunda. Estas actividades les pone en contacto con el pasado próximo y les enseña a meditar de manera creativa para solucionar inconvenientes, enseña a meditar dejando finales abiertos frente a una cultura de respuestas.
  • Hay que tomar en consideración que, mediante las distintas modalidades artísticas, los pequeños son capaces de desarrollar la imaginación, la sensibilidad, la expresión, la inventiva, la percepción, el sentido del ritmo y del espacio, la memoria táctil, visual y auditiva. No se debe olvidar que estos elementos tienen un peso esencial, en tanto que producen en el pupilo seguridad y autonomía, aspectos básicos para la vida diaria.
  • Les estimula los dos lados del cerebro. Existen estudios que prueban que los pequeños que hacen arte, leen mejor y sacan mejores notas en matemáticas y ciencias.
  • El arte aporta un medio para dejar a un lado los estereotipos, barreras y prejuicios.
  • La educación artística consigue alentar las habilidades cognitivas y dejan al individuo expresarse, comunicarse con el resto a través de un lenguaje diferente y dar a conocer su obra. Les estimula el desarrollo perceptivo y desarrolla la coordinación entre los ojos y las manos. Los pequeños aprenden utilizando sus sentidos y el arte es ideal en este proceso. El arte estimula a los pequeños a prestar más atención al espacio físico que les circunda.
  • El arte apela su lado más sensible. Mediante la educación artística, el individuo produce emociones, siente, identifica y expresa sus ideas por medio de su creación. Genera y crea, lo que le lleva a tener una serie de emociones y una satisfacción propia al producir un nuevo producto u obra. Los pequeños pueden compartir, meditar y aprender algo de sí mismo y el mundo en el que viven; el arte fomenta la autoestima.
  • Esta clase de educación concentra la atención y la colaboración de los pequeños. Los propios pequeños se implican en lo que desean producir y se concentrar en sus objetivos para conseguir la obra deseada. Aparte de ello muchas actividades artísticas deben hacerse por conjuntos y esto quiere decir que los pequeños aprenden a trabajar en equipo con más sencillez.
  • Ofrece la ocasión de explorar su imaginación y, así como la capacidad de desenvolverse mejor en diferentes campos sociales.
  • En el proceso de hacer arte el pequeño está expuesto a diferentes posibilidades, al descubrimiento y a la libertad.

Gracias a la educación artística los pequeños pueden conocerse mejor a ellos mismos, expresar su mundo interior y plasmar su imaginación y inventiva. El arte se puede disfrutar de muchas formas, por medio de la pintura, el teatro, el baile, el dibujo o bien el canto.

La educación artística acarrea abundantes beneficios en la educación de los pequeños pese a que normalmente se tiende a pensar que son materias de relleno y que no guardan relación con otras como matemáticas o la lengua. No obstante, si se abordan de forma conveniente, el pequeño puede lograr grandes desarrollos personales, académicos y en su vida social.

Espero que la información ofrecida en este artículo sobre los campamentos artísticos te haya sido de utilidad y haya aclarado posibles dudas.

Si te ha gustado ¡Haz clic en Me Gusta!

 

Deja una Respuesta

*