Campamentos y emociones vinculadas, todas ellas útiles para el desarrollo de la inteligencia emocional de los participantes. Existen diversos estudios que prueban que los niños que saben gestionar su emociones y desarrollan habilidades sociales son más felices, además de tener más posibilidades de triunfar en la vida. Por esta razón, en el día de hoy queremos hablar sobre la influencia positiva que tienen los campamentos en los niños y adolescentes.

Se debe hacer hincapié en la necesidad del buen desarrollo de la inteligencia emocional desde muy pequeños, y los campamentos son una fórmula muy efectiva para conseguirlo de manera divertida por medio de la infinidad de juegos que se desarrollan durante los días que tiene lugar. Los campamentos de verano les ayudan a desenvolverse en situaciones nuevas saliendo de la protección familiar al que están acostumbrados, al mismo tiempo que van perfilando su propia identidad.

Es esencial que nuestros hijos tengan un buen desarrollo personal y social, que sepan la manera de gestionar sus emociones para saber crear soluciones frente a las distintas situaciones reales o problemas con los que se puedan topar diariamente de una forma enriquecedora. Todo esto les procurará evitar llegar a estresarse o generar una ansiedad que les perjudicará en su autoestima e incluso la salud.

Beneficios de los campamentos infantiles

Los campamentos de verano potencian una mayor auto-confianza de nuestr@s hij@s y el desarrollo de nuevas habilidades sociales y personales. Con la convivencia diaria aprenden a empatizar más con sus compañeros y a trabajar en equipo de una manera efectiva. La finalidad de la asistencia a los niños campamentos es preparar a los hijos para un futuro donde cosechen el mayor número de éxitos posibles tanto a nivel profesional como personal. Desde MisCampamentos.com queremos facilitar la búsqueda de los mejores campamentos disponibles en el mercado, poniendo a tu alcance un buscador sencillo de manejar, donde poder seleccionar por áreas, actividades y edades, lo que permite a los padres encontrar el campamento que se ajuste mejor a sus necesidades particulares.

Desarrollo de inteligencia emocional en los campamentos y emociones

Durante estas vacaciones llenas de emociones en los campamentos infantiles, el niño se enfrentará a tareas cotidianas a la vez que juega con la expresión plástica y corporal para potenciar su creatividad. Serán unos días llenos de diversión a la vez que le ayudan en su crecimiento personal. Mediante un entrenamiento lúdico, los niños mejoran sus comportamientos y aprenden la manera de cambiar sus estados de ánimo de una manera más consciente, establecer la calma cuando surge la tensión y potenciar la atención y concentración.

Podemos decir que conocerse a uno mismo es el primer paso para una vida plena y feliz, por lo que pasar unos días fuera de casa les permitirán aprender a reconocer sus mejores cualidades, así como aquello donde deben mejorar.

Otra de las habilidades que podrán desarrollar durante esos días serán las habilidades comunicativas, expresando su opiniones y potenciando el diálogo para resolver conflictos. Durante los días que el niño o niña formen parte de un equipo de niños, la comunicación efectiva estará presente en todo momento para llegar al mejor entendimiento entre todos mientras están disfrutando en las diversas actividades que se llevan a cabo. No cabe duda decir que esto le será de gran utilidad en su futuro.

Acaba con el miedo al ridículo

Por último y no menos importante, está la necesidad de acabar con el miedo al ridículo y como no, aprender a no enjuiciar a otros por sus modales, su ropa o estilo. Somos seres sociales y por lo tanto, necesitamos relacionarnos con otras personas en nuestras vidas diarias, y por esta razón, todos necesitamos sentirnos aceptados y parte de un grupo. Los niños y las niñas pueden sufrir en distintos momentos si se sienten rechazados. El miedo al rechazo es bastante común, por lo que es esencial reducirlo desde una edad temprana, de ahí la importancia de los campamentos y emociones que se originen a partir de estos días estivales.

La esencia para acabar con esta timidez y sentido del ridículo radica en el acto de reír, saber reírse de uno mismo y tener sentido del humor hará que las opiniones de otros no sean ofensivas, y que cometer errores no suponga un trauma. Aprender a ser espontáneos par dar la importancia justa a las cosas a base de práctica será un gran ejercicio.

Sentir vergüenza es un obstáculo para enfrentarse a la vida, por esa razón cuanto antes se derriben las barreras más positivo será para su desarrollo. Los campamentos para niños se fomenta a través de los juegos que el niño gane creencia en sí mismo y respeto hacia el resto de niños del grupo.

Espero que la información ofrecida en este artículo sobre los campamentos y emociones te haya sido de utilidad y haya aclarado posibles dudas.

Si te ha gustado ¡Haz clic en Me Gusta!

Deja una Respuesta

*